viernes, 6 de diciembre de 2013

Estreno de mi libro "Los Hombres de mi Vida" en Nueva Editora Digital

Hoy es un día de muy buenas noticias para este blog y esta humilde escritora. Como fue anunciado previamente, hoy viernes 6 de Diciembre, se ha estrenado en exclusiva por Nueva Editora Digital, mi novela de romance contemporáneo -con toques de drama y erotismo-, "Los Hombres de mi Vida". 
Se las presento con más formalidad:



Sinopsis:

Victoria Reyes es una mujer como tú y como yo, que desde su nacimiento, ha vivido situaciones tremendas que la obligaron a madurar a muy corta edad. Ella quiere contarnos su historia, y en ella describe su persona a través de los hombres que la han tocado y la han llevado a ser la persona que es. Lo que Victoria no sabe, es que esta es la vida de miles de mujeres relatada en unas pocas páginas. Creyó ser la única que cargaba a cuestas con un dolor inmenso desde su padre, el primer varón en sus días, hasta su último amor.
Estas son las líneas de la mujer de mujeres que se ha atrevido a decir lo que las demás ocultamos. La pasión en las caricias, el calvario en las lágrimas, el regocijo en la verdadera felicidad, pero sobre todo, la llameante luz que brilla en todas nosotras y que no puede extinguirse al resurgir de las llamas de la decepción. Aquella que brilla ante toda circunstancia, por más adversa que sea. Aquella que nos hace el sexo más fuerte entre los sexos, y nos brinda la sensibilidad de tocar el cielo y hacérselo experimentar a quien quiera que esté a nuestro lado.
Estos son los hombres de la vida de una fémina fatal y fatalista. De una niña que deseó vivir y sonreír, a pesar de los dramas que se desataban en casa. De la adolescente que no se encontraba a sí misma y obtuvo la ayuda del mismo universo por medio de los versos provenientes de la piel del ser adorado. De la joven que sufrió lo indecible y causó controversia con su libertad, y de la dama que no tuvo miedo a ser lo que todos consideraban un tabú. Esta es la historia de nuestras vidas. De los hombres de nuestras vidas en la más íntima intimidad.
No temas, nada ocurrirá al leer sus líneas... si tú no deseas que ocurra.


Prefacio:

Como toda buena mujer he nacido en un mundo de hombres que no sería nada sin nuestro amor. La pasión, delicadeza y cariño que le dedicamos a cada actividad que hacemos, llena de vitalidad a quienes nos rodean. Sin embargo, no podemos negar que nuestra personalidad está formada, en su mayoría, por pensamientos e influencias de esas presencias masculinas que se presentan a lo largo de nuestra existencia en diferentes formas. El amigo, el padre, es esposo, el amante, entre otros.
Mi nombre, para empezar, es un nombre representativo de un hombre: Luisa Victoria Reyes Conde. Luisa por parte de mi abuelo paterno. Victoria por parte de mi padre, Víctor Reyes. Y Conde por parte de mi abuelo materno; todo, desde mi nombre, me ha dirigido a contarles esta historia. El relato de un cuento basado en el cromosoma “Y”, contado por la persona con cromosoma más “X” del universo. Mi existencia en los hombres que han tocado, destrozado, vivificado y sanado mi corazón.
Estos son los hombres de mi vida.


Sus personajes principales:



Comenzaremos con la más importante, con la mismísima protagonista de la novela: Victoria Reyes Conde, una mujer como todas nosotras, con defectos y virtudes, cuya personalidad se vio forjada por aquellos hombres que tocaban su corazón. No puedo decir que Victoria sea una protagonista común, porque ninguna mujer lo es. Es de personalidad complicada, irreverente cuando lo desea, tímida cuando no sabe cómo enfrentarse a una situación, temerosa cuando se enfrenta a lo desconocido del amor y el dolor, pero más que nada, un ser humano que busca como todos la felicidad verdadera.

En sus palabras:
"—No soy un ama de casa y no nací para serlo, o para que un hombre me maneje a su antojo. Yo respeto a mis parejas, pero exijo el mismo respeto. No tolero que me levanten la voz porque, si me pegan un grito, yo lo devuelvo tres veces. Si me golpean, golpeó hasta matar. Si me hieren, me largo. Necesito tiempo para trabajar en mis pinturas y muchos chicos no toleran eso. Vivo para la pintura y para mi carrera, y soy muy egoísta. Me he acostumbrado a defenderme y saco las garras cuando me veo en una posición vulnerable. No soy modosita, no soy una damita de sala, no soy la mujer ideal, pero puedo decirte que, lo que más odian mis parejas de mí, es lo primero que buscan cuando quieren regresar a mi lado".

Mariela Villegas R. Todos los derechos reservados.


El siguiente personaje es uno de mis favoritos y el más especial, ya verán por qué.
Gabriel es un hombre joven de corazón maduro y alma pura. Sabe exactamente lo que quiere y tiene los pies bien puestos sobre la tierra. Es trabajador, sensual y vive cada día como si fuera el último, disfrutando de las pequeñas cosas que hacen la vida lo que es, una experiencia mágica. Cualquiera podría llamarle "el hombre ideal", pero yo prefiero llamarle el hombre que toda mujer se merece. Es tierno, compasivo, entregado y lo principal, ama profundamente a Victoria.

En sus palabras:
"—No me creas tan vulnerable —esbozó una sonrisa de lado—. Tuve una madre muy difícil de tratar y la amo. La cuestión real es, ¿estás dispuesta a dejarte adorar?"

¿Lo están, chicas? Porque yo sí 
Mariela Villegas R. Todos los derechos reservados.


Ahora quiero presentarles al que se supone sería el "antagonista" de la historia, porque toda novela debe tener un buen villano, ¿no es así? No obstante, aquí encontrarán muchos de ellos en sus variantes. Bueno, yo no pienso en él como un villano, tal vez ni siquiera como un verdugo. Héctor Sosa es el hombre que ha habido en todas nuestras vidas, me atrevo a aventurar. Su carácter es endiabladamente encantador y devastador. Todo lo que toca, en especial el corazón de su Victoria, lo hace pedazos. Es un ser manipulador, egoísta y controlador. Y sin embargo, se roba el alma de Victoria porque sus muchos o pocos momentos felices, son totalmente arrebatadores, al igual que su sonrisa, carisma y falso sentido de seguridad. Si hablamos de sus cualidades, podríamos decir que la principal cualidad que posee, es su perseverancia. Si hablamos de defectos, el peor de ellos es su deshonestidad e innecesaria crueldad. Pero como muchas veces ocurre en la vida misma, algunas veces solemos aferrarnos a lo que parece más confortable, aunque duela como el mismo infierno. Les dejo aquí al controversial Héctor, en palabras de Victoria:

"Las lágrimas rodaban por su rostro con una desolación que me hacía sentir la peor mujer del universo. Quería forzarme a estar con él por culpabilidad, no por un sentimiento real de unión. ¿Por qué jamás se percató de que lo único que debía hacer en verdad era amarme para ser correspondido? La respuesta era sencilla y dolorosa: él tampoco sabía amar".

Mariela Villegas R. Todos los derechos reservados.



Una pequeña pieza de Los Hombres de mi Vida... Victoria y Héctor.

"Héctor no quiso saber más al respecto. Podía notar en sus gestos que le dolía cada vez que mencionaba el nombre de Emanuel. Se levantó a lavar los platos y su silueta de espalda ancha me incitó a ponerme de pie y abrazarle. Crucé mis brazos delgados en su cintura y él se quedó muy quieto, como deseando mantener ese instante es su corazón por tanto como le fuera posible. Respiré su perfume que tanto me hacía falta y le solté.
—¿Por qué me abrazas? —Cuestionó.
—Me nació —respondí sinceramente. Al verlo ahí, lavando los trastes en su casa, me figuré que estuviéramos unidos ante Dios y viviéramos juntos, y que él me ayudaba con los trastos sucios. Fue una bella imagen, pero era tan irreal como el momento que vivíamos. Solamente instantes robados de una eternidad que nos jugaba trucos".

Una pequeña pieza de Los Hombres de mi Vida... Victoria y Gabriel.

"La luna en Cuarto Menguante era mi símbolo de amor. Cada que la veía brillando en el firmamento, sabría que alguien en alguna parte pensaba en mí y me amaba, además de que formaba parte de mi rúbrica en mis cuadros. Esa noche despejada, destellaba encima de nosotros con especial fervor. La señalé y le dije:
—¿Se ve hermosa, no?
—Sí —respondió sonriendo—. ¿Es Cuarto Menguante, no? Siempre ha sido mi favorita. Es como la uña de Dios. Yo nací una noche de luna menguante. Es el símbolo de un nuevo comienzo—. Mi quijada se descoyuntó y el corazón se me aceleró. ¿Este chico era real? ¿O se había escapado de una de las novelas de Jane Austin para llegar a robarme el corazón?"

Mariela Villegas R.



RESEÑA DE LA EDITORA BEA SYLVA PARA LOS HOMBRES DE MI VIDA:

Es tan extraño que debamos definir nuestra identidad a partir de quiénes somos; hijas de… esposa de… madre de… hermana de… Mariela Villegas R. nos pide que conozcamos a Victoria a partir de los hombres que moldearon su destino. Una biografía sentida, descarnada y real que te deja temblando y tan compenetrada que al terminar de leerla solo puedes pensar “¡Qué suerte que yo tuve más suerte en esta vida!”
Hoja tras hoja, no puedes desligar esta permanente necesidad de confrontar la vida de Victoria con tu propia vida.
La mejor virtud de la novela es llevarte de la mano a tu propia senda de vida. Terminé preguntándome ¿Cómo me relacioné yo con los hombres que tuvieron significatividad mi vida? También tuve un padre, pero este me marcó de manera muy diferente a Victoria, mi padre me dio alas, me acompañó y enseñó a confiar en la gente, a tener paciencia y no puedo olvidar que de él he heredado el amor a los libros. Suena extraño reseñar una novela contando mi vida, pero esa es la magia de “Los hombres de mi vida”
Tuve un esposo, tan poco tiempo que a veces me preguntó si no fue un sueño. Para Victoria su esposo es una pared más alta que saltar para encontrarse consigo misma. Tuve amigos y aún los conservo, en eso Vicky y yo nos parecemos, no muchos, también como ella, pero ahí están seguro leyéndome ahora mismo. Al igual que ella, un hombre me mostró lo que era el amor, en ella fue más allá… la liberó de todas los traumas que la misma vida le fue imponiendo.
Los hombres de mi vida no deja de ser el reflejo de la vida misma. Mariela Villegas R ha crecido como escritora, ha madurado y se ha despojado de vanidades y superficialidades al escribir una intensa historia. ¿Cuánto de Victoria es ella misma? Es una interesante pregunta para hacerle a su autora.
Leerla no es fácil, a medida que Victoria crece se hace más y más difícil acompañarla, pero es lógico a medida que maduramos las cosas se nos vuelven más y más difíciles, es parte del proceso de crecer el hecho de admitir que a veces la felicidad es bien esquiva mientras que las lágrimas parecen estar al borde siempre.
Victoria necesita mucha terapia para entenderse a sí misma, y nosotras necesitamos leerla para comprendernos a nosotras mismas. Un punto para la autora.


Y por último, les dejo el enlace de la entrevista exclusiva realizada por la escritora Marisa Citeroni en su blog. Les invito a leerla, ya que en ella encontrarán muchas respuestas a sus preguntas acerca de la novela y de mi trabajo en ella. Es muy interesante. 


LES DEJO ESTE DÍA CON UNA DE MIS FRASES FAVORITAS DE LA NOVELA, NO SIN ANTES INVITARLES A ADQUIRIRLA. SIN DUDA ALGUNA, ES LA HISTORIA DE TODA MUJER RELATADA EN BREVES PALABRAS. GRACIAS A TODAS LAS MUSAS QUE ME SIRVIERON DE INSPIRACIÓN. NO SE ARREPENTIRÁN DE VERSE PLASMADAS EN PAPEL Y CADA LECTOR Y LECTORA SE VERÁ IDENTIFICADO AL MENOS CON UNO O DOS PERSONAJES, ESO SE LOS PUEDO JURAR. 
MIL GRACIAS Y BESOS A TODOS. LES AMO PROFUNDAMENTE.
GRACIAS A LAS CHICAS DE NUEVA EDITORA DIGITAL, EN ESPECIAL A BEA SYLVA, QUE HICIERON ESTE SUEÑO REALIDAD. BENDICIONES DESDE LO MÁS PROFUNDO DE MI CORAZÓN. 


“El sentimiento que me provocó fue una completa demencia. ¿De qué otra forma se le podría llamar al amor si no demencia? Una delirante, abrasadora y purificadora demencia”.
Los Hombres de mi Vida. Mariela Villegas R.