jueves, 9 de febrero de 2012

"SOLEDAD" Mariela Villegas R.

Abismo obscuro que ocupa el espacio donde deberías estar. Dolor agudo, intenso, paralizante, que presiona mi pecho impidiéndome respirar. Calvario y agonía mezclados con nostalgia. El todo y la nada, con su respectiva distancia. 
Morir de amor, algo que no sucede jamás, según los literatos de esta lengua ambigua y fugaz. ¿Pero qué pasa cuando se siente morir y no hay consuelo que valga? ¡Qué hacer cuando no alcanza el llanto y no hay forma de que el pavor se salga!
Soledad, eres mi gran tormento. El sólo pronunciar tu nombre me llena de descontento. Mi eterna compañera, mi peor enemiga, mi más profundo miedo y la más amarga poesía. 
Quisiera tambaleantemente que te fueras, me dejaras, que ya nunca fueras mía. Quisiera, y no quiero soltarte, porque sin ti, mi musa, queda una existencia helada y vacía. 
Al menos, soledad, decidiste quedarte en su lugar. ¡Qué más da si a cada momento te empeñas en hacerme llorar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario