martes, 18 de junio de 2013

Sección: Microrelatos de otros autores. Les presento a Karla Lozano (Luz de Luna)

Esta vez, tenemos a una muy especial invitada en la sección Microrelatos de otros autores en mi blog. Conozcan el trabajo de una escritora apasionada, sencilla y cuyo trabajo arranca suspiros de quien la lee: Karla Lozano, seudónimo Luz de Luna





"Su último suspiro"

Ella iba caminando con ese vestido rojo, el cabello negro azabache y largo que caía cual cascada y unos provocativos labios carmín… La mire, ella pasaba a mi lado, sin embargo ni una mirada me concedió.
Me decidí a seguirla ella podía lograr que cualquier payador recitara su gran belleza en un solo tono, entro en la tienda de joyas… Admiraba un hermoso collar con una piedra de jade en ese momento me acerque a la entrada iba subiendo el cuarto peldaño cuando ella salía y me miro.

Quede petrificado sus ojos verdes me explicaban porque el collar, mi mundo desaparecía, el silencio nos invadió…ella lo rompió de inmediato.
-Amanda-
-¿Perdón?-Dije desconcertado
-Mi nombre es Amanda. ¿Y tú eres? -No podía dejar de mirar esos hermosos labios color carmín.
-A…aaa…Alejandro, mi nombre es Alejandro-No podía creer lo que su sola mirada causaba en mi.

Todo duró 4 hermosos años, todo a su lado era perfección; entonces una noche se entregó a mi…mis manos bajaban el cierre de su vestido que al suelo fue a parar, ella con sus suaves manos la camisa me quito y lo demás no hay una definida descripción. Desnuda entre mis brazos la tome sin dejar desamparado su cuerpo sus labios bese…caricias y muestras de amor hubieron aquella noche…ella era mi razón y desde ese momento mi mujer… solo mi mujer.

Meses después ella llego una noche diciéndome con voz suave y baja.


-Alejandro, ya no creo que podamos seguir juntos.
-¿Porque?-Pregunte sorprendido
-Tú y yo solo peleamos y has cambiado, no siento que seas como antes… y… he encontrado a alguien más.
-Claro que no puedes dejarme…tu eres mía…recuerda eso… ¡Solo eres mía, Amanda! -Ella solo se salió cerrando la puerta de un azote.

La seguí 3 semanas que me parecieron perpetuas, ella estaba con otro y se veía feliz…feliz sin mi…fueron 3 semanas tomando pisco y entonces cuando pensaba que ya estaba perdido en la bebida la semántica de su adiós a mi mente volvía…

Entonces una noche penetre en su cuarto adornando su cama con pétalos de rosas y velas…esperándola sentado en el sillón del cuarto.
Ella llegó y se asombró por la sorpresa con esa hermosa sonrisa que la caracterizaba, la cual, se congelo en el instante que me vio y entonces quiso correr la tome por detrás bese su cuello. Me embriague de su aroma y ella entonces gritó.
-¡Alejandro déjame, déjame por favor! -La derribé sobre la cama. No dejaba de gritar así que la tome del cuello y lo apretaba mientras le hacia el amor, ella buscaba oxígeno y lloraba más yo seguía y así fui presionando más su cuello…dejo de respirar.


-Solo eres mía… solo mía… -Estaba cegado.
-¡Dios! ¿Qué he hecho? -No quería seguir ahí… ella ya no estaba en este mundo. Entonces cerré sus ojos y la deje en su cama, en el sueño perpetuo.

Karla Lozano


Para contactar con la autora, les dejo su página de facebook: https://www.facebook.com/pages/Poesia-El-Alma-De-Una-Dama/251888851605896



2 comentarios:

  1. muchas gracias por esta oportunidad Mariela no terminare de agradecerte :')

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo importante es que te animaste a participar, preciosa. Las personas te conocerán por tu esfuerzo y trabajo. Te quiero, linda. Y eres bienvenida a este blog cuando lo desees. Besitos

      Eliminar