viernes, 10 de agosto de 2012

SINOPSIS DE MIS LUNAS VAMPÍRICAS



“Luna Llena”  (Sinopsis)

Andreah Danielle Riviere es una híbrida de vampiro y humana. Su familia es inmortal y Danielle vive rodeada de magia en un pequeño pueblo llamado Linn del Oeste, en Oregón. La híbrida está enamorada de Brandon Stock, un lycan de la tribu Hikary. La familia no se opone a la relación porque consideran a Brandon parte del clan; no obstante, Danielle, Brandon y los Riviere, no tienen idea de que un grave peligro les acecha. Los reyes del mundo vampírico, el clan Vanderluden, tienen un plan para acabar con ellos. Les consideran una amenaza por ser el único clan con un número de miembros bastante considerable, y Morgan, el rey vampiro, teme ser derrocado y exiliado. Por tanto,  persuade a Shawn Mc Arthur, un inmortal que odia la vida humana en todas sus facetas, para que enamore a Danielle y se case con ella. La chica cae en el truco debido a un terrible malentendido con Brandon, desatando una serie de eventos desafortunados que ponen su existencia a pender de un hilo y a su amado lycan a sufrir el peor de los infiernos. Pero Shawn, el desalmado, también cae en su propia trampa, enamorándose perdidamente de la híbrida y teniendo que rescatarla de la red que él tejió. Solo el verdadero amor puede vencer los obstáculos más intrincados, y Danielle Riviere tendrá que escoger entre el lycan de su vida, o el vampiro al que adora para poder salvarse de un destino entre penumbras.
Primera entrega de la trilogía Lunas Vampíricas, por Mariela Villegas Rivero.

“Cuarto Creciente” (Sinopsis)

Drake Aidan Stock, el hijo de Brandon y  Danielle, y una extraña mezcla entre humano, vampiro y lycan, vive una vida tranquila y un tanto tediosa a lado de su clan adorado y su prima adoptiva, Giorgiana, una mortal sumamente hermosa y banal. Después de vivir unos años en Seattle, retorna felizmente a Linn para volver a ver a sus enamorados padres y a toda su familia. Su existencia ha girado sobre una idea solamente: convertirse en vampiro al llegar a la mayoría de edad, junto con Giorgiana, y ser el inmortal más culto de la historia.
Sus planes se ven truncados una tarde en la que sale con sus primos lycan a visitar el cinema de Linn. Conoce a una humana llamada Alex Darcy, hermana de un viejo amigo de su infancia y se infatúa perdidamente de ella.
Giorgiana, su prima, no está feliz por lo que sucede, ya que ama a Drake y no está dispuesta a perder lo que considera suyo por derecho, así que le declarará la guerra a la pareja, convirtiéndose en vampira y engañando a todo el clan Riviere para que cooperen en sus maquiavélicos propósitos.
Drake y Alex se verán forzados a defender su amor de la vampira más cruel que ha pisado la faz de la tierra, poniendo al clan en un terrible predicamento y  lanzando al fuego de la pasión a Joseph, hermano de Alex, quien se pierde entre los juegos tormentosos provocados por Giorgiana, amándola, deseándola y arriesgando su vida por ella.
Segunda entrega de la trilogía Lunas Vampíricas, por Mariela Villegas Rivero.


“Cuarto Menguante” (Sinopsis)

Drake y Alex están comprometidos en matrimonio. La chica y su hermano, Joseph, ya conocen la verdad sobre su familia vampírica y ambos les aceptan y les aman exactamente como son. Solamente existe un obstáculo que les impide ser totalmente felices: Giorgiana, la vampiresa que se ha escapado y cuyos propósitos de acabarles siguen más vivos que nunca.
Giorgiana huye de los poderes inmortales del clan Riviere para que no la encuentren, abandonando a sus padres y a Joseph, el chico humano del que se enamoró y cuyo corazón destrozó para no tener que sufrir el tedio de la rutina. Tiene el alma podrida de rencor hacia Drake y Alex, y vaga por el mundo esparciendo su odio y asesinando a cuanto mortal se tope en su camino. Pero ni siquiera ella es invencible. Giorgiana se topará  con Christofer Waltz, un vampiro cuyas habilidades y malicia ensombrecen sus intentos de vencer al clan, sometiéndola a una infinitud de tormentos que la harán purificarse al ardor de las brasas del dolor y renacer como el fénix, transformada en una nueva persona.
Ahora que la vampira ya no representa un peligro real, Christo, el demonio, trastornado por el abandono de Giorgiana, perseguirá a la familia Riviere hasta el cansancio y les hará pelear entre ellos hasta el punto de la agonía.
Al final, la verdad será la que triunfe sobre las intrigas, y el amor será libertado.
Tercera y última entrega de la trilogía Lunas Vampíricas, por Mariela Villegas Rivero.







No hay comentarios:

Publicar un comentario