lunes, 29 de julio de 2013

El lanzamiento de mi nuevo libro: "50 Suspiros y 3 Pasiones" Microcuentos y relatos.


*PUBLICACIÓN DE MI LIBRO 
"50 SUSPIROS Y 3 PASIONES"
Primera entrega de la serie Delirios y Amores

DE VENTA EN: https://www.createspace.com/4377025
EN AMAZON Y KINDLE AMAZON, ESTARÁ DISPONIBLE EN CINCO DÍAS MÁS Y LES DEJARÉ EL ENLACE.

Introducción:
El mundo está rodeado de belleza y de sentimientos poderosos. Nos invaden el temor, la pasión, la ira, la lujuria, la cobardía y el amor, entre otros miles de sensaciones. Somos seres sujetos a oleadas de emociones: fríos como el hielo, tibios como el agua o ardientes como el mismo fuego. Nuestra naturaleza nos dicta actuar de acuerdo al entorno en que estamos inmersos. Mi objetivo al escribir estos microcuentos y relatos, es crear un vínculo con el lector, en el que el cuento se convierta en un lazo único con el escritor, en este caso, su humilde servidora, y con esas pasiones que nos mueven. Narrados con estilo sencillo, cincuenta microrrelatos de diversos géneros, les harán cruzar por mundos donde reinan el amor, las infidelidades, las sensaciones quemantes, las fuerzas que nos llevan a adorar incluso a nuestro propio sexo, los terrores ocultos, y los caminos solitarios donde acecha la inmortalidad. En estas páginas encontrarán un puñado de personajes que se fijarán en la memoria del lector como si los hubiera frecuentado a lo largo de una voluminosa novela. Además, he añadido tres relatos cortos de tintes eróticos para encender la piel y la imaginación.

Este libro contiene 50 microcuentos de los géneros: contemporáneo, romántico, terror, paranormal, erótico y homoerótico. Hay de todo un poco para absolutamente todos. Aquellos a quienes no les agrada leer novelas extensas, este es su libro. Además, añadí 3 relatos de no más de seis o siete páginas de tonalidades eróticas. Llamo a los microcuentos "suspiros literarios", porque en el alma del autor, desatan eso precísamente: suspiros que llegan desde el corazón y se transmiten al lector. Y mis tres relatos, por ser de tintes eróticos, los he llamado "3 Pasiones". He ahí el porqué del nombre. Espero sinceramente lo disfruten mucho. Es, por mucho, uno de mis libros favoritos. Un gran besos a todos. Mariela Villegas Rivero.

® Derechos Reservados Mariela Villegas Rivero. 


1-          “Vida”

Ella era una mujer que se dedicaba a la prostitución. Desde pequeña, se le trató como un objeto y se le vejó con rudeza. No tuvo padres biológicos, y los padres adoptivos que debieron ver por ella, abusaron constantemente de su inocencia hasta transformarla en una chiquilla temerosa.
Me enamoré de sus ojos ardientes e intrínseca fuerza para sobrevivir, y ya no pude abandonarla. A mi lado comprendió que la vida no la había castigado al nacer y que nunca fue un error, sino que la estuvo preparando para mí todo el tiempo. Jamás nadie la volvió a herir. Sería su guardián eternamente.


2-          “Sombras”

Estaba sentado en la esquina oscura de la habitación, temeroso de la criatura que se asomaba en mis sueños más vívidos. No podía verle claramente. Solamente notaba su espectro maltrecho y su aroma a carne podrida. ¿Quién era? ¿Por qué se empeñaba en acosarme?
Mi corazón se desbocaba en latidos. Un ruido estruendoso hizo que mis cinco sentidos se dispararan. Era él y caminaba directo hacia mí. Me acurruqué más en el rincón y bajé la cabeza, temblando hasta los huesos.
–¡Déjame en paz, te lo ruego! ¡Déjame! –Supliqué–. ¡Dios mío!
Su silueta me dijo que se había plantado frente a mí y cerré los ojos.
–Dios no tiene que ver con lo oculto en tus sombras –respondió el ente con voz áspera.  Mis pupilas negras le habían mostrado mi terror.
–El temor forma parte del trato cuando se vende el alma al diablo – añadió, y las sombras cubrieron mi mundo.

3-          “Decisión”

Me pregunté cómo había llegado hasta este momento. Les veía a los dos parados frente a mí. Uno, mi pareja, un hombre gentil y bueno que daba la vida por mí; y otro, mi amado y amante eterno, el hombre que provocaba que mi respiración se cortara y el corazón se me detuviera. Ambos extendieron una mano hacia mí. Con todo el dolor de mi alma desvalida, corrí hacia mi amante y le abracé ante la mirada atónita y desolada de mi pareja.
-Adiós –murmuré mientras me alejaba.
Un ruido me despertó y le vi a mi lado, durmiendo placenteramente y con el brazo posado en mi estómago. Mi esposo sonreía y yo suspiraba aliviada.


4-          “Preciosa”

Una mujer caminaba sola en la calle. Su mirada era triste, pero me pareció tan hermosa, que no pude resistir acercarme a ayudarle con sus víveres.
-Gracias –dijo tímida y sumisa. Se notaba que hacía demasiado tiempo que nadie la veía con mis ojos, instantáneamente enamorados y totalmente embelesados con su quijada afilada, ojos cafés y larga cabellera castaña.
Una vez que llegamos a su automóvil, la mujer me miró por unos segundos e inesperadamente me regaló un beso casto en la mejilla. Subió al coche y se alejó para siempre de mí. Sin embargo, llevaría la ternura de su beso grabada en el alma cada día de mi vida.
  

5-          “Compañeros Incómodos”

Llegué a la oficina y, de nuevo, sus ojos como navajas, se clavaron en mi piel. Siempre me odió por el simple hecho de ser más joven y bonita que ella; una señora madura, de unos cincuenta y tantos años de edad que usaba ropas de la década de los cuarentas, y llevaba unos anteojos de fondo de botella. Gracias a sus intensos esfuerzos por sabotearme, perdí mi trabajo y hoy iba a la oficina para firmar mi renuncia “voluntaria”.
Esperé a que el día terminara. Me escondí en el estacionamiento de luces mortecinas, a un costado de su auto. Llegó la hora de que se fuera. Sacó sus llaves y abrió la portezuela.
-Cumpliste con tu cometido –le dije saliendo detrás de ella y colocando una soga alrededor de su cuello, apretando fuertemente-. Pero mi solución para lidiar contigo es mucho más definitiva.
Ya nunca se volvería a meter en mis asuntos.


6-          “Pureza”

Posaste las manos en mi cintura desnuda y me acariciaste suavemente. Vi un titubeo en tus pupilas al bajar hacia mi vientre, pero te animé con un beso cálido, seguido de un suspiro. Tus dedos se atrevieron a recorrer terreno desconocido y se posaron en mi sexo virgen. Supe que me sería imposible no entregarme a ti, mi primer amor inocente.
Ni tú ni yo teníamos idea de lo que el destino nos depararía. Solamente anhelábamos pertenecernos para siempre, porque aun sabiendo que probablemente te irías algún día, te amaría eternamente, aunque fuera en silencio.


7-          “Locura”

La tarde se tornaba lluviosa mientras él y yo nos regalábamos un beso casto en el parque. Era mi primer amor, mi primer beso. El cielo se desató en gotas gordas y heladas que golpeteaban juguetonamente contra nuestros cuerpos cálidos, haciéndonos tiritar. Él me tomó de la mano y me llevó debajo del techo de una casa desconocida para resguardarnos. No obstante, ya estábamos empapados de pies a cabeza. Una vez ahí, nuestras miradas se cruzaron y no pudimos evitar reír fuertemente, disfrutando al máximo del instante que vivíamos.
-Te amo –dijo besándome la mejilla. Me perdí en el fulgor de sus preciosos ojos verdes.
Llevé ese recuerdo conmigo hasta el último de mis días, y hoy que ya había partido del mundo terrenal, venía en su búsqueda y le observaba dormir. Ya jamás me separaría de su lado.


8-          “En la noche”

-¡No puedes hacerme esto! –Reclamé furiosa. Él me había convertido en lo que era. Se suponía que yo sería su compañera eterna, y ahora quería abandonarme por una humana cualquiera que sólo era alimento para inmortales.
-¿Tú me lo impedirás? –Inquirió sonriendo con suficiencia, creyéndome demasiado estúpida como para no atreverme a aniquilarle.
-Una mujer despechada es capaz de cualquier cosa. Más si tiene una eternidad de tiempo para odiar a quien la ha herido…
Saqué de entre mis ropas una estaca y la clavé en lo profundo de su corazón. Le miré marchitarse delante de mí. Prendí un fósforo y lo lancé a sus restos, alejándome del sitio con la misma sonrisa de suficiencia que me había echado minutos atrás asomándose en mi rostro.



9-          “Luna Negra”

La noche se levanta con su manto obscuro y el miedo se cierne sobre mí. Hoy tendré que salir a cazar. Mi alma atormentada no quiere seguir. Cada que me alimento, una parte de mí muere con mi víctima. Hace mucho que dejé de ser humano. Se puede notar en mis pupilas amarillentas y en mi boca repleta de colmillos caninos.
Llegó la hora. La luna se asoma entre las nubes y una chiquilla sale del callejón con una bolsa de compras, esperando a ser devorada.
-No, a ella no –me repito una y otra vez, aunque ya la tengo entre mis brazos y su cálida carne ensangrentada me ha saciado por completo.

  

10-      “Amo”

Te sujeté los brazos por encima de la cabeza, besándote la gloriosa espalda en el camino, lamiéndola. Rocé mi miembro en tu trasero erguido y lo levantaste más para sentirme totalmente.
-Todavía no –regañé inescrutable, mordiéndote la oreja sin pudor. Amarré tus muñecas a la cabecera y me acuclillé detrás de ti, introduciendo mis dedos en tu entrepierna humedecida. Gemiste.
-Grita mi nombre. Pídeme que te penetre hasta que tu sexo escueza. ¡Pídemelo! –Comandé moviendo mis dedos en círculos y deteniéndome antes de provocar un orgasmo.
-Sigue –jadeaste-. Te lo suplico.
-Suplicar es lo correcto –murmuré mientras abría totalmente tus piernas y arremetía en tu interior, perdiendo la cordura en la envoltura de tu cuerpo.



4 comentarios:

  1. Hola! (✿◠‿◠)
    Muy lindo tu blog =) me gustan mucho los relatos y estos tienen muy buena pinta, a ver si tengo la oportunidad de leerlos :3
    Besitos, te sigo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, preciosa, y bienvenida a mis mundos. Un gran beso y abrazos.

      Eliminar
  2. Gracias por seguirme.. te sigo también :) se ve muy bueno el libro! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá tengas la oportunidad de leerlo, te aseguro que te encantará. Mil besos y abrazos, y bienvenida, bella.

      Eliminar