miércoles, 18 de septiembre de 2013

"Grandes hombres, grandes letras" Sección de microcuentos de otros autores.

Hola a todos los fabulosos lectores de Lunas Vampíricas. Me siento muy emocionada porque, en esta ocasión, tengo el privilegio de presentarles a dos grandes autores -los dos primeros hombres que pisan ésta, su casa-, y que nos contarán sus maravillosos microcuentos. Bienvenidos, amores, es un honor para mí leerles y compartir sus escritos.

 "Grandes hombres, grandes letras"

Dante Rodríguez Larramendi y Oscar Rivera Chapa


"Corazón"
Dante Rodríguez Larramendi


Cuando nos conocimos sentí que el aire era más ligero; pues no impedía que pudiera sentirme liviano de equipaje, para acompañarte en tu viaje hacia las estrellas.
Me enseñaste a mirarlas con ternura, tal vez colocando todos tus deseos en ellas, para transformar mi alma en una fuente de anhelos, que no se agotan cada día.
Me dijiste que no me conformara con lo común, sino que buscara más allá de la razón, más allá de la astucia de los demás por destruir mis sueños, tratando de encajonarlos y atraparlos, para no dejarlos salir nunca más.
Me ayudaste a escribir verdades, sin falsedades ni orgullos, sin resentimientos ni miramientos, ¡porque tú eres así!... como el sol que quema mis tristezas y como la luna que me llena de romanticismo.
Si no te tuviera a mi lado, si no te sintiera mío propio, ¿cómo podría anotar frases que me llenen de vida?
 ¿Cómo podría aún despertarme de verdad, cuando tú lo quieres?
 ¿Cómo podría levantarme de mis dudas y amar de verdad?
Corazón... 
Pequeño a veces, para los que no creen en ti.

Corazón... 
¡Inmenso siempre!

Cuando me hablas, cuando te escucho, cuando me devuelves la vida.
Que te anhelo... que te quiero... que me enseñas...


Para contactar con el autor:
Facebook: https://www.facebook.com/dante.rodriguezlarramendi?ref=ts&fref=ts
Blog: Cuentos desde el Alma http://dante-relatos.blogspot.mx/



"Noche de Febrero"
Oscar Rivera Chapa


Hola mi cielo, estos meses fueron lustros. Perdón si te sujeto fuerte con mis brazos; eras esa parte de mí que un día escapó. Abrazarte me hace sentir de nuevo completo.
Estoy que desbordo en emoción, ¡toca mi corazón! Tu perfume, tu beso me ha resucitado como amapolas y la mañana. 
Te cuento que por poco muero en la espera, mis paredes habían corroído mi alma. Esta noche de febrero es perfecta para reencontrarte, que durmiendo me abraces, soy inconcebible sin eso.
Es tiempo de continuar lo  que ha quedado en pausa, pues mis memorias siguen exactas, el reloj marca la hora y los minutos de la última vez... No te sorprendas de verme vestido a ésta hora, las noches habían perdido sentido hasta hoy...
Es, sin embargo, raro ver cielos lejanos en tus ojos. Cuéntame qué fue lo que hiciste para no morir. Repito, yo estuve casi muerto, fui flama en decadencia, mi sobriedad fue una veleta envuelta en puntos.
tres con diez, la ciudad aun duerme yo no podía pegar mis ojos aguados rogando a Dios que volvieras a tocar mi puerta. 
 ¡Tres con diez!  Hora de levantarse. Hoy será un buen día... ¡Tres con diez!  Hora de levantarse... 


Para contactar con el autor:


Espero sinceramente que hayan disfrutado tanto como yo, las deliciosas palabras de estos poetas de la mujer, del amor, del tiempo sin tiempo. Gracias Dante, gracias Oscar. Y chicas, no se olviden de visitar sus páginas.
Mariela Villegas R.

2 comentarios:

  1. hola mariela wapa tu blog le hemos concedido un premio pasate a recibirlo: http://anescris.blogspot.com.es/2013/09/blog-anescris-premio-liebster-award.htmln p

    ResponderEliminar
  2. Corazón, acabo de ver este mensaje. Es un gran honor. Por supuesto que ahora mismo paso y lo reviso. Mil gracias. Erea un amor, bella.

    ResponderEliminar